Rosalía, el Papa o Dabiz Muñoz… ¿Qué vinos serían estos personajes?

El sumiller y copropietario junto a sus hermanos de El Celler de Can Roca, Josep Roca, ha aceptado el reto que le hemos propuesto: imaginar qué vino sería cada uno de los conocidos personajes que le planteamos. Desde Lula al Papa Francisco, pasando por los chefs Ferran Adrià, Dabiz Muñoz o Maria Nicolau, así como otras personalidades del momento, como la cantante Rosalía, el magnate Elon Musk, la nadadora Ona Carbonell o la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

¿Y qué vino sería él mismo? El propio Josep Roca contó en una ocasión en Comer los detalles. Describió ese vino como una cariñena briosa, de viña vieja, generosa, de profunda raíz, de savia vieja, cargado de imperfección, de austeridad, lleno de rusticidad; de una cariñena generosa, que tiene materia, que no es exagerada, que no es presumida, que tiene cierta vocación introvertida, y que intenta buscar el máximo de energía posible para volcarla a la copa.

El sumiller y copropietario junto a sus hermanos de El Celler de Can Roca, Josep Roca, ha aceptado el reto que le hemos propuesto: imaginar qué vino sería cada uno de los conocidos personajes que le planteamos. Desde Lula al Papa Francisco, pasando por los chefs Ferran Adrià, Dabiz Muñoz o Maria Nicolau, así como otras personalidades del momento, como la cantante Rosalía, el magnate Elon Musk, la nadadora Ona Carbonell o la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

¿Y qué vino sería él mismo? El propio Josep Roca contó en una ocasión en Comer los detalles. Describió ese vino como una cariñena briosa, de viña vieja, generosa, de profunda raíz, de savia vieja, cargado de imperfección, de austeridad, lleno de rusticidad; de una cariñena generosa, que tiene materia, que no es exagerada, que no es presumida, que tiene cierta vocación introvertida, y que intenta buscar el máximo de energía posible para volcarla a la copa.

A continuación, el camarero de vinos, como se define a sí mismo Roca, describe cuáles serían las propiedades de estos personajes si fueran un vino:
Lula da Silva
Cave Geisse Terroir Rosé brut. Pinot Noir 2014 (Pinto Bandeira, Serra Gaúcha)
Nacido desde la pobreza austera del fruto de la tierra, Lula simboliza Brasil. Ese origen de la palabra humildad, tan cercano al humus. Activista y dinámico, sería un vino efervescente legitimado. Un espumoso con D.O. de Altos de Pinto Bandeira. Uvas de Regiâo Serra Gaúcha, en Pinto Bandeira. El espumoso requiere una dosis de azúcar; para dar una nueva vida al vino de base en la botella para su segunda fermentación. La caña de azúcar está presente en el licor de tiraje y en el azúcar del licor de expedición.
Cave Geisse Terroir Rosé brut, Pinot Noir 2014

Cave Geisse Terroir Rosé brut, Pinot Noir 2014

Pinto Bandeira

La sensualidad brasileña, la generosidad de un pueblo con el dulzor de caña integrado en su ADN. Una segunda fermentación en la botella, oprimido para generar presión y remover consciencias hasta los posos. Una segunda oportunidad. De obrero metalúrgico a político; de la prisión a la presidencia. Una vida renacida con método tradicional del espumoso que se regenera con vitalidad. Entusiasma y es bullicioso. Expande ilusión y energía desbordante en la copa, en el país. Un vino versátil con garantía, compromiso y pasión. Un canto al amor y a segundas vidas en uno mismo.

Ritmo más pausado, de larga crianza, al ritmo con su tierra y con la alegría persistente del sabor esperanza.

Papa Francisco
Cara Sur Moscatel Tinto 2022 Pancho Bugallo y Sebastián Zuccardi (Valle de Calingasta, San Juan, Argentina)

Creció sin el arraigo de la tierra de los Bergoglio, su familia cerca de Asti, cuna del Moscato. Sería una uva común, popular y viajada a Argentina. Peregrinó la listan prieto con los Jesuitas a ultramar, infiltrada entre cruces, como con la moscatel para crear este singular tinto bondadoso.

El bienquerido Jesuita podría acercarse a un Cara Sur, con uva criolla vestida de moscatel tinto. Una uva generosa, benigna y llamativa. Un vino amable, discreto, sencillo. Un vino de base, predicando diversidad. Grácil y alado, consigue interpelar al lujo, desde una estructura frágil y lúcida. Promueve la labor de la gente del campo sin abrigo del roble que sí visten los vinos más costosos. Si antes, los grandes vinos estaban cerca de los château, este llega de un valle rural, cerca de San Juan. Ensamblaría culturas; impregnando de fragancia bondadosa e intentando contagiar de amabilidad a quien lo reciba. Un sorbo de luz optimista ante la alarmante crisis ecológica, social y espiritual que nos acontece y que señala en el Laudato Si’ (la encíclica ecológica del papa Francisco).

Leo Messi
Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary Cabernet Franc, Bodega Aleanna (Mendoza, Argentina)

El Gran Enemigo para cualquier rival. Fue el nombre escogido por Ale Vigil, genio de la vinificación argentina, para nombrar a su vino más osado y singular. Un cien sobre cien. Un incomprendido durante sus primeros años ante la confortabilidad homogénea y amaderada de los vinos más planos, densos, lógicos de la antigua vinificación mendocina.

Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary

Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary

Vivino

Un vino lleno de talento, de uvas que crecieron un poco más allá de la zona habitual y que buscó la chispa, picó piedra, sufrió sin compañía, creciendo a distancia. En Gualtallary, el vino. En Barcelona, Messi. Ante la endeble constitución de un viñedo exiguo, en condiciones extremas y difíciles, necesitó de ayuda, como el agua que desciende de los Andes, para arraigar y lucir esplendoroso.

Desde Gualtallary, nace este vino insólito, estupendo, arrebatador. Fibroso, brioso, excitante. Un vino que hace palpitar el corazón al ser bebido. Admirado. Belleza descarada, impactante, con sapidez y energía en boca. Centelleante. Más kinestésico que perfumado. Una obra de arte única; nacido del instinto y con la magia de la diferencia. El fútbol es una divina comedia quizás como lo fue la de Dante, con paraísos, purgatorios, infiernos y al final, alcanzó la gloria.

Rosalía
Colet Navazos Extra Brut 2017, D.O. Penedès

Desde Sant Esteve de Sesrovires, un sorbo efervescente y original. Talento, atrevimiento, originalidad y esfuerzo, son las claves de Rosalía y de este espumoso Colet Navazos terminado con Jerez, la pasión de la cantante. Nace para romper moldes, crear sinergias y brindar por la cultura mestiza.

Colet Navazos Extra Brut 2017, D.O. Penedès

Colet Navazos Extra Brut 2017, D.O. Penedès

Es fruto de Sergi Colet, creador de burbujas distintas e ilusionantes, donde se desboca su creatividad y da alas a su libertad, como Rosalía saliendo de la academia y de lo establecido. Es un espumoso terso de uva xarel·lo; la más valiente para largas crianzas; como ella, preparada para consolidar una carrera musical. El vino se acaba con un toque de palo cortado en el final del proceso, como si del licor de expedición se tratase. Una nariz fresca y frutal que insinúa sal y sol, excitación y energía. Probar este vino transparente y exultante incita a la salivación. Boca explosiva. Sabrosamente salado, se estira con hondura. Un espumoso del Penedès con los detalles y coqueteos y dejes del sur en sus entrañas dinámicas, para conquistar el mundo.

Maria Nicolau
Els Jelipins 2016 Sumoll, Vino de mesa

Un vino natural, salvaje, contemporáneo que no deja indiferente. Un sumoll vivaz y brillante, de poco color y de textura ligera. Perfumes silvestres, herbáceos y balsámicos. Cae en boca con gracia, frescura y energía. Directo en el paladar.

Es un vino agudo, con el ácido de la manzana verde y con las imperfecciones mágicas de una uva olvidada. Terso y brillante, juega en los límites, como los equilibristas sin red. Amor por lo simple. Culto a la imperfección. El valor del instinto. Muestra más fibra que grasa. Esqueleto delgado y energía luminosa. Una estructura descarnada por su acidez particular. Es un vino desnudo, sin maquillajes y con mucho carácter.

Els Jelipins 2016 Sumoll, Vino de mesa

Els Jelipins 2016 Sumoll, Vino de mesa

CLV

Un paisaje líquido costumbrista, de gusto ancestral, de encantamiento con la vida rural. Gloria Garriga es quien está detrás de este sorprendente vino. Desaprendió de la ciencia y la industria química, para alejarse de la codicia, envuelta de naturaleza y sencillez. Un mensaje en cada botella. Se escancia con la entrada sonriente y un fondo serio. Sostenible y sabroso. Un vino normal, respetuoso con el entorno payés que le envuelve. Un sumoll de Jelipins.

Ferran Adrià
Malvasia 1881, El Grifo (La Geria, Lanzarote)

El paisaje lunar de La Geria es una obra de orfebrería, impecable en la estética y sorprendente en las formas, como la obra de Adrià, imaginativo y singular. Una creación manual que rompe moldes anteriores. Se vendimió la malvasía -que viajó del mediterráneo, desde Monembasia– minuciosamente; alechigando cada racimo, retorciendo el pedúnculo para interrumpir el flujo de la savia. Es un vino tocado por el dios del viento, Eolo, entre los alisios y las tramontanas. Del Cap de Creus a Timanfaya. Una uva generosa, cocinada para transmitir felicidad. Un vino vestido de negro. Un sorbo genial. Sería un vino inalcanzable, mítico, crecido a contracorriente. Entre un mar de lunas y un paraje de cenizas.

Malvasia 1881, El Grifo (La Geria, Lanzarote)

Malvasia 1881, El Grifo (La Geria, Lanzarote)

Vivino

Ferran Adrià sería impactante, transcendente, insólito. Un vino introvertido por dentro y extenuante por fuera. Dulce y amargo, sabroso y salino, especiado y floral. Un elixir esencial, entre el mar y la tierra, profundo e intenso. Como diría un poeta, «para saborear los labios de la noche» e imaginar a que sabe el infinito, desde la Cala Montjoi.

Dabiz Muñoz
Palo Cortado San Roberto VORS, Bodegas Barbadillo

El Palo Cortado no sabes de dónde viene. Sucede. Entre los velos de materia, se esconde el duende. Preparado para saltar de bota a bota o cocinar sal, extracto, umami, en el vientre de la bota. Llegar al límite. Sufrir en tu paladar la contundencia sápida. Intensa tozudez. Una amplitud de boca descomunal, una densidad sorprendente, una profundidad salina. Es beber madera salada, alga, brea, yodo, curry.

Una bestia parda. Glicérico y salino. Un vino rico, pletórico, camaleónico. Abierto a las armonías imposibles, a los embistes de sabor fuego. Entre la vivacidad reducida del extracto seco y la generosidad sabrosa.

Palo Cortado San Roberto VORS, Bodegas Barbadillo

Palo Cortado San Roberto VORS, Bodegas Barbadillo

Bodegas Barbadillo

Un vino abierto a la masticación, a la complejidad de los compuestos sápidos, de los grasos, de los curados, de los salados, de los empireumáticos, con los niveles más altos de intensidad. Más mole que sal. Más viscoso que amoroso. Más opulento que estrecho. Es extraño el tacto voluminoso e irreverente en una tierra de punce con esa generosidad sápida. Inverosímil y cálido, juega en los extremos de un lienzo entre texturas vertiginosas.

Ursula von der Leyen
IDIG Riesling GG 2019, Pfalz, A. Christmann VDP Grosses Gewächs trocken

Steffen Christmann, presidente de VDP, es un político incansable en materia de derecho de vino y uno de los padres de los GG (grandes pagos de Alemania). Una bodega que se ha cuestionado siempre, desde el rigor y los anhelos de superación; como Úrsula. Hoy está liderada por una mujer, Sophie, donde el consenso de su predecesor y padre se ha realizado con inteligencia y mente abierta para adaptarse a los cambios de transmisión generacional. Cambió la viticultura para acercarse a la biodinámica y a la justicia ecológica.

IDIG Riesling GG 2019, Pfalz, A. Christmann VDP Grosses Gewächs trocken

IDIG Riesling GG 2019, Pfalz, A. Christmann VDP Grosses Gewächs trocken

A. Christmann

El gesto de Sophie está presente. Vital, desenvuelta, preclara. Es un vino valiente; radiante por su electricidad, intenso por su concentración. En boca cae como un guante de seda, provocando una sonrisa y estirando el sabor como un tacto de tubo de acero, frío y estricto. La mandarina sobresale. Una acidez perfumada, exuberante y de perfil angulado. El tacto muestra una presencia de suelo, de tiza salina. Aporta seriedad gustativa, necesidad de escucha y comprensión del trabajo previo en el viñedo. No tiene sensación amarga. Se desenvuelve con soltura en toda la cavidad bucal, saliendo sobrada por su estructura envolvente, consistente, indomable.

Elon Musk
Screaming Eagle Cabernet Sauvignon, Napa Valley

El sueño americano. El fruto de pensar en grande. Potencia, rotundidad y orgullo. Tecnología, ciencia y perfección. Alma oscura, con ribete compacto e impenetrable. Cáustico. Intrigante. Viscoso. Se muestra altivo, con nariz cerrada. Intenso con dejes de seductor. Exuberante y rico. Rico en moras maduras, cerezas secas, roble, vainilla, cuero, tabaco, intenso como el aroma de violeta. Mantiene una textura aterciopelada, voluptuosa, persistente.

Screaming Eagle Cabernet Sauvignon, Napa Valley

Screaming Eagle Cabernet Sauvignon, Napa Valley

CLV

La confitura golosa, aquella que invade y abruma al paladar y al pensamiento europeo se funde con el añejamiento. La ligera aspereza tánica y la acidez incisiva auguran una vida altiva y necesidad de tiempo para serenar tanta contundencia. Necesita limar asperezas. Color, acidez, alcohol. La untuosidad glicérica de su juventud, con destellos amargos profundos. Mantiene la intensidad primaria, el nervio estirado y muestra seguridad, largura, profundidad, con aires altivos y confianza para competir y conquistar anhelos de altos vuelos.

Ona Carbonell
Egon Müller Scharzhofberger Riesling Spätlese 1990 (Ruwer)

Ona Carbonell es esbelta, ágil, elegante. La riesling es la diva: fuerte, fibrosa y versátil como ninguna otra uva. Sería un vino de categoría spätlese. Suave, ligeramente abocado de manera natural, con acidez fresca, despierta, altiva. Uno de esos vinos que mantienen el nervio, la tensión y la energía para superar décadas con firmeza. Fruto de uvas felices enrocando ternura. Un vino aromático, de adolescencia perpetua. Un verde sonriente entre meandros de frescura dinámica. Una acróbata del agua en el paladar.

Egon Müller Scharzhofberger Riesling Spätlese 1990 (Ruwer)

Egon Müller Scharzhofberger Riesling Spätlese 1990 (Ruwer)

CLV

Vestido de verde sonriente y con la bondad de la flor de jazmín y la lima vital. En la entrada en el paladar se convierte en un río de orfebrería minuciosa. Un juego de espejos y dinamismos coqueteando en la boca. La fuerza de una roca y la sensualidad de la seda se deslizan boca adentro con transparencia natural. La diva se abre en abanico y voltea perfumes orientales, cítricos, florales. Es agua y es sal, es alada y ligera. Accesible, radiante, transparente. Provoca una sonrisa optimista. Sabores alegres, deslizantes, de una naturaleza cristalina para persistir y servir de ejemplo de constante superación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.